Catalizadores y filtros de partículas diésel

Nuestra principal actividad es la recuperación de metales preciosos de los catalizadores usados de los automóviles y de los filtros de partículas diesel. Independientemente de si tiene un material de base de metal o de cerámica, le ofrecemos los servicios adecuados en función de la cantidad y las propiedades del material.

Servicios de reciclaje convincentes

Benefíciese de nuestra experiencia de muchos años y aproveche de nuestras soluciones de reciclaje sostenibles y respetuosas del medio- ambiente e incremente su valor añadido

Catalizadores de cerámica o de metal

En el interior, los catalizadores se distinguen por un monolito de cerámica o un núcleo metálico que contiene platino, paladio y rodio. Para ambos tipos, Hensel Recycling le ofrece soluciones de reciclaje sostenibles y sistemas profesionales de toma de muestras.

Filtros de partículas diésel

Para los filtros de partículas diesel (DPF) hay diferentes tipos de materiales que exigen diferentes procesos de reciclaje. Pero, ¿cómo se puede saber la diferencia? Se lo explicamos, de forma rápida y sencilla.

El material de base de un filtro de partículas diésel se diferencia considerablemente de un catalizador normal de gases de escape de un automóvil (AAK, por sus siglas en alemán). Los catalizadores convencionales de gases de escape de un automóvil utilizados desde principios de los años noventa están compuestos de aprox. 1 kg de cordierita. Este tipo de cerámica de óxido de aluminio, magnesio y silicio se puede fundir muy bien en hornos eléctricos de alta temperatura. Durante este proceso de fundición, se separan los metales preciosos de la cerámica y se forma un metal colector. La fundición se realiza bajo condiciones reductoras (emisión de oxígeno) y garantiza una mejor recuperación de los metales preciosos.

En el caso de los filtros de partículas diésel, el material de base, generalmente está compuesto de unos 3 kg de carburo de silicio (SiC). En el proceso de fundición, este material se comporta de forma muy diferente a la cordierita. Para ello, se utiliza una fundición oxidante (adición de oxígeno), para convertir el carbono (carburo) en dióxido de carbono y el silicio en óxido de silicio. Solo después será posible una recuperación eficiente de metales preciosos. Sin embargo, si se mezclan ambos tipos de material, es decir, los catalizadores de gases de escape de automóviles y los filtros de partículas diésel, se dificulta la recuperación de metales preciosos y, a partir de una concentración determinada, el proceso resulta casi imposible.

Las capacidades de procesamiento de estos materiales de alto contenido de carbono son de momento limitadas y plantean muchos problemas para las empresas de fundición, y además de las capacidades limitadas, hay también gastos más altos (consumo de energía, refinado, ciclos de procesamiento más largos). Las empresas más importantes ya rechazan el reciclado de material mezclado. Analizar y procesar materiales separados no es problemático, ya que ambos materiales tienen procesos económicos separados. El Grupo Hensel recycling trabaja ya desde hace tiempo con otras empresas en un proceso de tratamiento específico, que proporcionará capacidad adicional en el futuro.

Para garantizar el tratamiento económico del material es importante que, desde el principio del proceso de reciclado, el material sea separado. Tras el corte de los catalizadores y de los filtros es prácticamente imposible separar el material. Además de los controles ópticos y del peso, el análisis final del carbono pemite determinar qué proceso de fusion debe inciarse. Hensel Recycling tiene la capacidad técnica y los conocimientos para determinar el contenido de SIC o el contenido total de carbono con arreglo a la norma DIN EN ISO 21068-2:2008 y puede, por tanto, proporcionar una base fiable. En una base de datos móvil  se econtrará la información para identificar y evaluar los filtros de partículas diésel.

Peso:

  • Un monolito ordinario en comparación con un DPF a base de titanio de aluminio tiene un peso de aproximadamente 1 kg
  • Un DPF a base de cerámica SIC pesa normalmente entre 2 y 3 kg

 

Evaluación óptica:

  • SIC - superficie generalmente gris y cerámica negra, cuboides unidos con bordes claros

Contacto

Peter Lenz Executive Vice President / Sales Teléfono +49 6028 1209-540 Fax +49 6028 1209-20 E-Mail p.lenz@hensel-recycling.com

Descarga de folletos

Recuperación de metales preciosos de vehículos de desguace
645 KB , PDF